preloder

“LA SANTORIA ES ARTESANIA DE PASIÓN.

“YO NO TRABAJO EN CENTÍMETROS, TRABAJAMOS EN MILÍMETROS.

“LOS ITALIANOS PIENSAN DE LOS NAPOLITANOS COMO LOS DEL RESTO DEL MUNDO PIENSAN SOBRE LOS ITALIANOS. YO SOY NAPOLITANO.

“SOY SASTRE… BASTA.

Don Antonio Solio Passariello nació el 9 de noviembre de 1942 en Nápoles, Italia, en el histórico barrio de Quartieri Spagnoli… lugar que hasta la fecha se caracteriza por serla cuna de los sastres y artesanos napolitanos.

Sastre por tradición familiar, parte de la tercera generación de maestros, “Tonino” empezó a ayudarle a su padre a los 9 años. Tal fue su habilidad que 2 años después, a sus 11 de edad, tuvo a su primer cliente.

Puntada tras puntada, Don Antonio fue perfeccionando su arte y en 1970 ganó las “Forbici D’Oro” en San Remo, Italia. Este premio es el reconocimiento más prestigioso en el mundo de la sastrería.

Con premio en mano, su dedal y ganas de vestir a los líderes más exigentes, viajó a México. Mediante videos de entrevistas y discursos, por dos semanas estudió la morfometría del cuerpo del presidente para 5 días después pararse en Los Pinos por una semana completa hasta que le recibieron el traje. Un mes después, recibió una llamada en la cual le pidieron que se presentara en la Residencia Presidencial. El traje había quedado impecable…y el Presidente quería conocer a la mano que lo había confeccionado. Así fue como se puso en marcha una tradición que duraría décadas.

Empresarios, artistas y líderes de industria empezaron a escuchar sobre “el sastre italiano que había llegado a México”. Gracias a su buen gusto y exquisita técnica, los sueños de Don Antonio tomaron vuelo. Una comunidad de hombres de elegancia y buen gusto tenían encuentro en la mesa de corte de SOLITO. Camisas de algodón egipcio, trajes de lana superfina, los mejores Loro Piana, sacos de vicuña, suéteres de cashmere y las mejores corbatas de seda italiana, acompañaban a clientes – amigos – al dejar la tienda.

“LAMENTABLEMENTE SOY UN SASTRE. UN SASTRE ES UN ARTISTA TORTURADO, SIEMPRE INTENTANDO ALCAZNAR LA PERFECCIÓN.

ANTES DE OFRECER UN TEJIDO VANGUARDISTA ME PREGUNTO SI ESA ELEGANTE PERSONA TIENE LA FIGURA Y ACTITUD PARA USAR ESE TRAJE.

“AQUÍ NO VIENEN BUSCANDO UN TRAJE, VIENEN BUSCANDO UN .

“UN ESTÁ HECHO POR HUMANOS PARA HUMANOS. AL FIN DE CUENTAS… NO SOMOS MAQUINAS ¿O SÍ?.

Hoy, la escuela de Don Antonio vive en las manos de los sastres que él mismo formó. Cada smoking, traje o camisa tiene su espíritu impregnado en cada puntada. Famosas por el diseño y corte de la auténtica sartoria napoletana, se siguen usando las mismas entretelas e insumos italianos que son exclusivos a SOLITO en México. Es por eso que un SOLITO no tiene comparativo.

ASÍ COMO EL DESAYUNO, EL MASAJE, EL TENIS Y EL GOLF; SE NECESITA TIEMPO PARA EL SASTRE.

VESTIR ES CULTURA.